Con este blog solo quiero poder tener algo realmente mío, poder hablar, llorar, reír, quejarme y compartir con todos los que queráis leerme que soy un ser humano y que aunque la vida me haya dado el “Don” de poder ayudar también necesito poder quejarme. Bienvenidos a Mi Sol.


IN-RA... EN MI SOL.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Visto desde el corazón de una niña...


Hace varios días que me ronda la idea de escribir sobre mi infancia, contar cosas vistas por los ojos de una niña y tratar de volver a recordar poniendo todo mi corazón en lo que sentía en aquellos momentos.

Hoy en día se nos cuestiona a los padres de si damos una buena educación a nuestros hijos o pasamos de ellos, mis hermanos y yo nos hemos criado en la calle, (como media España) de 4 hermanos 3 hemos sabido decir NO.

Mi madre quedo viuda con 32 años y 4 niños, Mi hermano Rafa empezó a liarlas gordas desde bien pequeño y con ello capto toda la atención de mi madre, Rafa empezó a entrar en colegios especiales como el Hogar de José Antonio de la Diputación, centros de menores y así progresivamente hasta pasar por centros de desintoxicación y prisión (un buen currículum)

Mientras mis hermanos y yo nos teníamos que conformar con no tener a mi madre ya que siempre estaba corriendo detrás de él, gastarse en él lo que no tenia y hacer viajes a Suiza al centro donde estaba internado para que no se sintiera abandonado y no le pudiera reprochar nunca que lo abandonó.

Mi hermana y yo tuvimos la gran suerte de entrar en el Hogar de José Antonio donde encontramos en las monjas a nuestra familia, allí encontramos ese cariño y dedicación que necesitábamos, pero seguíamos sin nuestra madre.

Mi madre nos inculcó que no debíamos abandonar a mi hermano, ya que el había sido menos agraciado en la vida, era más débil decía…

Hoy en día no estoy de acuerdo con las decisiones que tomo mi madre ni comparto su forma de actuar, (hoy no cuestiono sus decisiones pero…) soy madre de 5 hijos y no es justo que por uno abandonase a los otros 4, es cierto que antes no había toda la información que hay hoy en cuanto a drogas, sexo y demás, pero vuelvo a recordar que 3 supimos decir NO habiéndonos criado en la calle.

A día de hoy mi madre esta bastante delicada, hernias discales, reuma, sistema nervioso hecho una pena, perdida de audición con vértigos y un largo etc.… Ha pasado muchas veces por quirófano y el medico esta intentando convencerla para que se vuelva a operar de la otra rodilla.

¿Por qué os cuento todo esto?

Mi hermano tiene 41 años, una niña de 5 años, debería de haber sentado cabeza pero no es así, sigue aprovechándose de todo lo que puede y ahora no es un niño que no sepa medir las consecuencias de sus actos.

Hace 4 días me llamó mi madre llorando, decía que mi hermano la culpaba de la vida que el había tenido, que se había sentido abandonado y que no tenia nada que agradecerle ni a ella ni a nosotros sus hermanos, a mí no tiene nada que agradecerme ya que por mi forma de ser y pensar, seguiré donde tengo que estar y actuare como mi corazón me dicte, pero a mi madre esas palabras le afectan mucho, dejo de vivir ella por él y dejo a sus 3 hijos por él, cosa que mi hermano le rebate y dice que eso es mentira.

Cuando me casé mi marido me decía que no yo no tenia porque ir a visitar a mi hermano a la prisión y cuando nació mi hijo me decía ahora ya tienes una buena excusa para decir que con el niño no puedes ir, lejos de escucharle lo que hacia era liar a mi hijo en una manta y llevármelo para que su tío lo conociera, para que viera que tenia una familia que seguía mirando por él, solo queríamos que saliera de allí y tuviera una vida digna, mi marido como vio que no podía cambiarme se unió a mi y también visitaba a mi hermano.

Mi hermano el mayor salió de trabajar a las 5 de la mañana y se fue derecho al bis a bis ya que si se acostaba a dormir no se levantaría, cuando salimos le dije que se viniese en mi coche y cuando se levantase lo acercaba a por el coche, no quiso y decidimos que iría tranquilo por un camino poco transitado y yo iría detrás de el, si sientes sueño párate a un lado, no le dio tiempo se durmió al volante y se salió en una curva, menos mal que fue en un bancal y apenas habían árboles, no le pasó nada, menos mal, pero menudo susto nos llevamos todos.

¿Y no hemos hecho nada por él?

Esto seria como la historia interminable porque a medida que escribo recuerdo más y más cosas. Supongo que como en todo habrán todo tipo de opiniones y comentarios, sé que es muy complicado tomar determinadas decisiones ya que el resultado no siempre es lo que se espera, pero hay tantas familias condenadas de por vida en una situación similar… pero no es justo que mi hermano siga “maltratando” a mi madre, ella hizo lo que creyó mejor para él y para todos, ahora lo justo es que pueda vivir con calidad los años que le queden y no que siga llorando porque la vida quiso que enviudara y se quedara sola con 4 niños al frente de una vida cada vez más complicada.

Madre solo hay una y como tal sé que hizo lo que tenia que hacer, después de muchos años y mucho pensar he llegado a esa conclusión porque como ser humano que soy también llegue a cuestionarla, toda mi vida he echado de menos a mi madre y la sigo echando de menos.

TE QUIERO MAMÁ.

8 comentarios:

reltih dijo...

bueno, la vida no es fácil, sólo hay que saberla conducir. me pareció un tema muy triste.
un abrazo

MORGANA dijo...

Lamento todo lo ocurrido en tu vida Mar,pero este camino está sembrado de espinas y te ha tocado la peor parte. Eres una buena persona y haces lo que tu coniencia dice,tendrás tu recompense,seguro.
Un millón de besos.

Eastriver dijo...

Es digno de que ordenes todo ese material y lo cuentes todo, desde el punto de vista de una niña. Interesante tema, que me hace pensar que la gente es como es... seguramente achacamos a la educación y a la cultura muchas cosas que en realidad son innatas.

DEMOFILA dijo...

Porque en todas las familias siempre hay algo que entristece, a veces las madres se ven muy forzadas cuando uno de los hijos no le sale como ella quiere y se vuelca en él más que en los demás, pero eso no quiere decir que no quiera al resto, solo que piensa que el que se ha salido de la senda la necesita más porque, aunque se esté dañando él, la necesita más.
Todos tenemos recuerdos amargos de nuestra infancia, y todos tendríamos muchas cosas tristes que escribir sobre ella.
Creo que llevas razón, ya es hora de que tu madre viva en paz y sea feliz.
Un abrazo de un bloguera de Marbella.

Cornelivs dijo...

Ver el mundo con los ojos de una niña es verlo con los ojos puros, querida amiga.

No sabes como te entiendo.

Te mandaré correo aparte, por email.

Un enorme abrazo.

DEMOFILA dijo...

Hola, Mar, gracías por tu nueva visita a mi blog.
Por lo que me dices te gusta la primavera y el verano más que el otoño, a mí me pasa igual, aunque el otoño tiene su encanto, lo días son más cortos y más oscuros, pero invitan más a estar en el hogar y eso hace que la vida familiar se disfrute, hay más calor familiar.
Un beso muy fuerte de esta amiga bloguera que volverá a visitarte, hasta pronto

Flor dijo...

La vida no es facil Mar!

Hace tiempo que no pasaba por aqui.

Te dejo mi cariño.
Flor

Mª Antonia dijo...

Querida Mar:
Se me ha encogido el alma con tu testimonio...
Se palpa la franqueza en el texto y admiro tu valentía. No es fácil sacar del armario recuerdos tan dolorosos e íntimos para compartirlos con los demás, exponiéndote al mundo.
Tu hermano no es justo con tu madre y debería pensar que él también tiene un hijo...

Un abrazo fuerte.