Con este blog solo quiero poder tener algo realmente mío, poder hablar, llorar, reír, quejarme y compartir con todos los que queráis leerme que soy un ser humano y que aunque la vida me haya dado el “Don” de poder ayudar también necesito poder quejarme. Bienvenidos a Mi Sol.


IN-RA... EN MI SOL.

lunes, 15 de febrero de 2010

La Ola



Mi amiga nos invito a comer a su casa, vivían en una de las torres más altas de la ciudad que estaba construida encima de una loma.

Había hecho obras y el piso se le había quedado precioso, mientras los niños jugaban en la habitación los hombres veían televisión y nosotras estábamos en la cocina.

Cristina y yo siempre hemos tenido una complicidad especial, la mayoría de las veces no nos hacia falta ni hablar, solo con mirarnos ya estaba todo dicho.

Desde el mirador del salón, había unas vistas impresionantes de la ciudad, el castillo de Santa Bárbara, con su perfil de la cara del moro era lo único que evitaba ver el mar en su totalidad, aun así las vistas cautivaban.

Preparamos la mesa y nos sentamos todos a comer, a mitad de la comida empezó a nublarse, se hizo casi de noche, nos llamo mucho la atención y la sobremesa la hicimos delante del mirador contemplando la tormenta que se había desencadenado, bromeábamos diciendo:

Ya puede caer lo que quiera aquí no llega el agua, jajaja.

Pero según se iba desencadenando la tormenta yo comencé a dudarlo y a ponerme nerviosa, algo dentro de mi me decía que íbamos a presenciar algo que nos marcaría el resto de la vida.

Una de las veces cristina me miro y sintió mi preocupación, me dijo, estate tranquila que aquí estamos bien, yo no quería alarmarla y le sonreí quitándole importancia al asunto, pero mis ojos no se apartaban del mirador.

Jamás había visto llover de aquella forma, en un momento que aflojo la fuerza de la lluvia pude ver algo en el mar que me llamo mucho la atención:

Era como si el mar hubiese crecido, como si estuviese creciendo por momentos, me hice una señal mental en la ladera del castillo, justo a la altura de la cara del moro, así podría comprobar si los nervios me estaban jugando una mala pasada.

En el horizonte, el mar cambiaba de color, cada vez estaba más oscuro y cada vez estaba más alta esa raya…

No quería asustar a nadie, pero necesitaba saber si mi imaginación me estaba jugando una mala pasada, todos empezaron a decirme entre risas:

Eres única, tu y tus cosas, siempre estas igual…

Unos tres minutos mas tarde ya no fui yo la que dijo nada, el piso tembló bajo nuestros pies y la señal que yo había puesto en el castillo estaba superada con creces, una ola gigante se estaba tragando la ciudad…

La altura en la que estábamos era mucha pero, ¿Seria suficiente?

Una angustia indescriptible empezó a apoderarse de mi, en la escalera se empezó a oír gente, todos subían hacia la azotea del edificio, todos estaban muy nerviosos y se empujaban unos a otros.
El problema llego cuando todos querían entrar los primeros, la entrada de la azotea no era una puerta normal, era un agujero en el techo con media puerta metálica y una escalera desplegable, al abrir la trampilla el agua comenzó a caer por la escalera, los sumideros no tragaban bastante.

Cristina empezó a chillarme:

Vamos!!!

¿Que haces ahí mirando?

Entonces una imagen vino a mi cabeza, Dios mió! La ola se llevaría a todo el que estuviese arriba.

No cristina, vamos a cerrar bien las ventanas y persianas, y esperemos aquí dentro, el agua no tardara en bajar, solo será el impacto, pero si estamos arriba no lo contaremos…

Mientras bajaba la persiana del mirador el espectáculo que había delante de mis ojos me dejo hipnotizada, la ciudad estaba desapareciendo por momentos, era todo mar, solo las torres del castillo se seguían viendo, la ola se acercaba muy deprisa, la confusión, los gritos de la gente en la escalera…

Mamá!!!

Despierta, ¿Qué te pasa?

29 comentarios:

MORGANA dijo...

MAR...me has asustado ,pensé que era real...las pesadillas cuando te atrapan lo hacen de verdad...
Besos hechizados.

Elena dijo...

¡¡Ufff!! menos mal que despertaste a tiempo Mar. Te imaginaba ya engullida por aquella ola.

Besos.

Candi dijo...

Qué susto. Ya estaba viendo yo la ola y se llevaba a toda tu gente.
Fue un alivio que fuera sueño.
Un precioso relato.
Un beso

MA dijo...

Hola Mar, por unos momentos creìa que tu historia era real como la vida misma, que susto menos mal que solo era un sueño , y todo se quedo en un sueño de pesadilla .
Muy bueno tu relato me gusto leerlo y disfrute de su lectura .
Besos de MA.

fiaris alfabeta dijo...

hay niña creí que era real,que susto yo que vivo a 50 metros del mar,un beso y si me permites enlazaré el blog al mio porque no quiero perder detalle.

Ana dijo...

Uffffff...He podido ver la ola...

Un besazo guapa.

H. Chinaski dijo...

Ha sido una descripción tan real que angustiaba al leerla.
Si no lo has hecho, deberías plantearte una continuación

Besos Mar

Chus dijo...

Muy bien Mar. Yo también pensaba que era real aunque me costaba creer que hubiera pasado algo semejante y no lo hubieran dicho las noticias, que se ceban, con esas malas noticias.

Un beso y eres un premio planeta, en potencia.

reltih dijo...

uffffff, afortunadamente tu niña te despertó....
besos

© Capri dijo...

Muy bueno Mar, genial me alegro empezar por aqui a retomar de nuevo la lectura de tu blog.

Llego tarde para felicitarte por tu cumpleaños, no voy a disculparme por ello ya que no estaba pero ahora que si lo estoy considero que debo de hacerlo y me aplico el cuento de mas vale tarde que nunca.

Disculpa mi silencio de estos dias necesitaba aislarme de casi todo.

Un besazo para ti y para los que amas.

pd) Con tiempo iré como el cangrejo marcha atrás, espero que no me lo tengas en cuenta.

Mar dijo...

Veo que todos coincidis con el uffffff jajajajaja

Graciasssssssssss

Chinaski, no creas que no me he planteado continuarlo, pero es dificil para mi, ya que como dije en una ocasión me dejo llevar y no se si sabria hacerlo, pero si voy a intentarlo ;)

Capri, no tienes que disculparte de nada, yo tambien me he perdido estos dias jajajaja, gracias por tu felicitación ;)

Espero que te haya venido bien el descanso :)

Besitossssssssss

"MISS VERY" dijo...

Mar!!!
M-A-R-A-V-I-L-L-O-S-O...
Fue un placer visitarte!
Llenaste de alegría mi corazón!!!
¡¡¡FELIZ CARNAVAL!!!


Besos y Abrazos

El Drac dijo...

Sí, felizmente era una pesadilla amiguita que sinó hubieras terminado en las torres del castillo en brazos del príncipe azul.Un gran abrazo.

FABIA dijo...

Si no llegas a despertar creo que me habria dado algo ¡vaya angustia!!!, me estaba imaginando algo asi en mi ciudad, que el Cantábrico ya de por si impresiona solo con subir la marea.
Muy bueno. Besinos.

Mar dijo...

Buen suspense mantenido por la madre naturaleza, amable pero fiera cuando se enfada. Me pregunto si ocurrirá algo parecido cuando se derritan los casquetes polares.
Me has mantenido en vilo. Buen relato. Besitos.

Mar dijo...

Miss, gracias guapa, feliz carnaval ;)

Drac, si llego a saber que me ves con mi principe azul no me despierto jajajaja

Favia, conozco el mar Cantábrico y da miedo cuando se pone bravo.

Mar, no me gustaria pensar en que pueda ocurrir, pero dicen que a traves de los sueños se reciben mensajes, no se...ojala no lo veamos nunca, pero tambien es cierto que no tratamos bien a la Madre Naturaleza :(

Gracias a todos y Besitosssss

Ramon.Eastriver dijo...

El mar es muy traicionero... buffff, al principio pensé que era real.

Mar dijo...

Hola Ramon, me gusta que nos dejes verte ;)

Besitossssssss

Onminayas dijo...

Mar: me has engañado hasta el mismísimo final. Te aplaudo.

Besos.

La Gata Coqueta dijo...

Ya me lo estaba asumiendo un final bueno más o menos ya que nos lo comentabas...

Pero me quede más agustito cuando llegue al final...

Ahora no me extraña con la cantidad de desbordamientos que esta habiendo estos últimos días por el sur, no es para menos el soñar con las aguas.

Un abrazo de mimosas recién floridas.

Marí.

Un abrazo de mimosas recién floridas.

Marí

Mar dijo...

Omni muchas gracias guapo ;)

Besitossss

Mar dijo...

Gata, la verdad es que da miedo, la Madre Naturaleza esta castigando al hombre :(

Besitosssss

MA dijo...

Gracias Mar por tu visita y comentario dejado en mi blog , nos seguimos leyendo en los blog .
Besosss de MA

Marinel dijo...

Imaginaba que se trataba de algo así,pero al mismo tiempo,pensaba en esas gentes que sí pasaron por algo parecido y lo terrible que debio ser...
Una pesadilla convertida en realidad,¿no?
Esperemos no tener que pasar por algo semejante nunca. Ni nadie más a ser posible.
Buena historia,querida Mar.
Te dejo mis besos.

Soñadora dijo...

Que tal realismo que le imprimes a tus relatos, me alivió mucho el ver que era un sueño! Felicitaciones!
Besitos,

Mar dijo...

Marinel, ojala no se haga realidad nunca.

Soñadora, cuando me guian la mano para escribir algo suele ser asi de real ;)

Besitossssssss

Sauce Llorón dijo...

Hola Mar, me he dejado arrastrar por tu relato y la que me arrastraba al final era tu ola.
Un saludo

Mar dijo...

Sauce muchas gracias guapo :)

Besitosssssssss

CAS dijo...

Muy bien relatado, uf.... qué susto, y qué bien lo has resuelto aun dormida!! Podrá suceder alguna vez? sí, sin duda con lo del cambio climático, no caben dudas.. mi Dios!!! Tendré en cuenta tu decisión al momento de salir a la azotea.
besotes