Con este blog solo quiero poder tener algo realmente mío, poder hablar, llorar, reír, quejarme y compartir con todos los que queráis leerme que soy un ser humano y que aunque la vida me haya dado el “Don” de poder ayudar también necesito poder quejarme. Bienvenidos a Mi Sol.


IN-RA... EN MI SOL.

domingo, 27 de marzo de 2011

EL AFECTO





Nacimos programados para intercambiar impresiones, afecto y entrelazarnos con los demás y el afecto nos permite establecer,
mantener, mejorar y fortalecer los vínculos con las personas.

La actitud de enroscarse, atrae complicaciones, dificultades, barreras innecesarias y muros que bloquen la comunicación de aquí
para allá, y de allá para acá.

Las evidencias muestran que las personas que se enroscan se imponen un alejamiento nocivo que les impide utilizar el lenguaje fluido del afecto.

Damos afecto y recibimos afecto, esta es una comunicación que reconforta, enriquece, estimula, relaja y nutre.

Cuando como consecuencia de los oscurecimientos mentales, nos replegamos, aislamos, enconchamos o enroscamos, deterioramos nuestra vida afectiva, el dar y recibir afecto, y esto se irradia produciendo trastornos mentales, daños en la salud física, emocional, mental y el ambiente o atmósfera indispensable para tener relaciones armoniosas se cortocircuita.

El origen de muchas enfermedades nos es desconocido, mas al preocuparnos por la salud del alma descubrimos que nos volvemos
individuos sanos.

Aprender a querer a los demás es querernos a nosotros mismos.

Las relaciones interpersonales son básicas, todos necesitamos socializar y la actitud afectuosa direcciona saludablemente y
sanamente la interacción con todos los seres humanos que sufrimos y aprendemos la lección en este crisol de aprendizajes llamado planeta tierra.

La ausencia de afecto nos marchita, debilita, restringe, enferma. Si nuestra conducta no es afectuosa maltratamos, lastimamos, dañamos y hacemos sufrir a los demás.

Las personas hurañas son personas enfermas; algún hecho en su pasado, impresionó su psiquis y ahora sufren un bloqueo afectivo,
que conmociona y recoge, enclaustra y limita su actividad emocional convirtiéndolos en sufridos solitarios.


Hace tiempo lo recibí por correo ;))

8 comentarios:

José Ramón dijo...

Mar interesante esta entrada que nos muestras.
Un cordial saludo desde…
Abstracción textos y Reflexión.

La Gata Coqueta dijo...


Comienza la semana

y el canto y la brisa
de las encinas invitan

a visitar
las dolientes hojas

que yacen enmohecidas
por la tornasolada melancolía
que el invierno les ha dejado

para que se pose sobre ellas
una emoliente caricia engalanada
por el arco iris de la primavera...

Un beso y mil rosas trepadoras
te dejo, para que te guíen la alegría
los siete días de la semana

es el deseo de esta
que te visita con la primera
aurora de la madrugada...

María del Carmen

RELTIH dijo...

GRACIAS POR COMPARTIRNOS TAN INTERESANTE POST.
UN ABRAZO

...PARA DISFRUTAR dijo...

El afecto es tan necesario que está comprobado incluso su poder terapeútico. Cuántas personas con enfermedades críticas mejoran cuando se les proporciona afecto y amor incondicional.Y además es gratificante para el que lo ofrece.
Un saludo

guillermo elt dijo...

Y la sonrisa de tu cara rezuma felicidad

Besibrazos.

La Gata Coqueta dijo...

Hola buenos días amig@, voy estar unos días fuera y no quería irme sin antes pasar a felicitarte el fin de semana.
Espero lo pases estupendamente al lado de quienes te aprecian y aprecias, como yo lo pienso pasar con los míos en mi tierra...

Un beso en compañía del “Trasgu” y de la brisa a la orilla del Cantábrico

Muackkkkk
Muackkkkkkkk

María del Carmen.

cuchu dijo...

Un texto que enseña y del que aprendo... he pasado una temporadita enroscada en mí misma, y ya estoy desenroscada y dispuesta a interrelacionarme ¡porque soy muy sociable y lo necesito!

Un beso

La Gata Coqueta dijo...

Estamos viviendo una de las semana de más recogimiento del año, celebrando los últimos días de Jesús, centrados en su pasión muerte y resurrección.

Siendo un motivo de gozo pasar a saludar felicitando la Semana Santa, sea celebrada o no, puesto que el sentimiento aflorá similarmente, con amor y paz hacía los demás.

Estos días pasados que me encontraba viajando, he sentido un extraño vacío en el interior al percibir la ausencia de quienes en días alternos departimos amigablemente las cosas que van surgiendo al azar.

Y en estos momentos que ya he regresado, me vuelvo a encontrar con la plena satisfacción de estar rodeada por las atenciones de los amigos, que como hermanos vamos compartiendo.

Con sereno pensamiento te dejo...

Un beso en cada una de las mejillas, envuelto por el color aterciopelado de tu sonrisa.

María del Carmen