Con este blog solo quiero poder tener algo realmente mío, poder hablar, llorar, reír, quejarme y compartir con todos los que queráis leerme que soy un ser humano y que aunque la vida me haya dado el “Don” de poder ayudar también necesito poder quejarme. Bienvenidos a Mi Sol.


IN-RA... EN MI SOL.

domingo, 31 de enero de 2010

¡¡Mujeres, Madres!!




Cuando eres joven sueñas con ser madre, te imaginas como seria sentir crecer dentro de ti a ese ser, te imaginas como lo tomarías en tus brazos y le darías todo ese amor del que solo tú eres capaz.

Las lágrimas afloran de felicidad solo con imaginarlo, es tu sueño…

Ese sueño se hace realidad, ese ser perfecto crece dentro de ti y despierta en ti un sentido nunca descrito por nadie.

Cuando lo sientes en tus brazos por primera vez las lagrimas vuelven ha hacer acto de presencia, una felicidad inmensa recorre todo tu ser y te prometes, le prometes ser la mejor madre del mundo.

Mientras crece el sufrimiento se acentúa cada vez más, la mente juega malas pasadas pensando si estará bien, esa fiebre, ese catarro, noches en vela pensando como poder ayudarle a que no le duela la boca, sus primeros pasos, su primer día de guardería, cuando lo ves dormidito después de una noche desesperada, oyes removerse a tu marido que esta durmiendo, las lagrimas vuelven a brotar sin control, mi niño es un ángel…

¿Por qué lloras? Te pregunta tu marido

A partir de ahí no hay necesidad de que nadie te vea llorar, lo vives en silencio, buscas un rincón que sea cómplice de tus miedos así nadie sufre.

Tu niño crece y con el, crece tu miedo, ya sale solo al colegio, con los amigos, cada día es un poco mas tarde y en tu rincón pides a Dios que no le pase nada siendo el, el único testigo de esas lagrimas.

Ya tiene novia, debe hacer su vida, te mentalizas a que debe marchar, su cama esta vacía y solo piensas si estará bien, si tiene todo el amor que necesita, tu compañera de viaje las lagrimas siguen a tu lado…

Eres una mujer muy valiente y fuerte, nunca te he visto llorar…

19 comentarios:

Mª JOSE dijo...

MAR,cuanta verdad encierra tu entyrada ,siempre sufrims por ellos.recuerdo a mi madre y ahora la comprendo perfectamente.
El café¿sólo o con leche?
Besazos.MJ

© Capri dijo...

Mar, tu palabras me traen recuerdos de mi niñez, de mi adolescencia y de mi faceta de madre.

Me traen los recuerdos de la ternura que sentí cuando era una niña, en que todo eran mimos y buenas palabras.
Con el paso del tiempo me convertí en una adolescente rebelde, lo reconozco, tal vez por las trabas que mi madre me ponia a mi libertad, en aquel momento no entendía su actitud, sus cadenas y me sentía prisionera de sus deseos, su instinto de protección no lo veia simplemente pensaba que era una egoista y que no queria que fuera feliz. Siempre me decía que cuando fuera madre actuaría de otra manera dando más libertad y cariño a mis hijos.
Paso el tiempo y me hice madre, ni de uno ni de dos, si no de 4 hombrecitos, siempre intenté ocultar mis paranoyas para que ellos no sufrieran lo que yo, pero te aseguro que mi corazón ha estado en un puño muchas veces y sin motivos aparentes ya que doy gracias a Dios de que todos me han salido buenos chicos, y ahora con 25, 23 y 18 años no creo que sus carácteres se tuerzan ni sus bases se desmoronen.
Desde que un hijo nace surje el amor, la compresión y la preocupación por darles todo lo que una madre puede dar: cariño, estabilidad, amistad... cuidados.

Nadie que no ha sido madre puede comprender toda esta amalgama de sentimientos que tenemos dentro de nosotros.

Y que permaneceran junto a nuestro corazón hasta el día de nuestra partida.

Un beso me ha encantado mucho, muchisimo.

PD) Perdona que no te comentara ayer, de hecho lo intenté x dos veces pero este blogger en ocasiones nos juega malas pasadas.

Un beso, feliz domingo y disfruta y sonrie porfa !

Mar dijo...

Mª José, con leche porfi ;)jajaja

Besitossss guapa!!!

Mar dijo...

Capri, creo que es una buena reflexión ya que yo tambien fui rebelde con las injusticias y asi sigo...jajajaja

No te preocupes por los comentarios, a mi tambien me pasa, pero pá duras nosotras al final le ganamos la batalla a blogger jajaja.

Siempre sonrio ;)

Besitossssssssssssss

MA dijo...

Mar no hay nada mejor en el mundo que el amor de la madre , cuando nos hacemos mayores entendemos su amor consejos y protección queremos las madres quitar todo sufrimiento de la vida de nuestros hijos y protegerlos , y hay que dejar que vivan su vida y aprendan acoger las riendas y maduren las responsabilidades de sus vidas , y nos dejan el nido vació cuando se van, pero es ley de vida . Nosotras un día también nos fuimos y aprendimos a saber y valorar lo que es la vida .
Un abrazo de MA y gracias por tu visita y comentario dejados en mi blog .

Mar dijo...

Ma, es todo un placer visitarte ;)

Besitosssssssssss

Eastriver dijo...

Ei, no pasa nada si un día te ven llorar, ello no significa que seas menos fuerte... Un abrazo.

Mar dijo...

Eastiver tambien hace tiempo que aprendi esa lección, pero en aquel momento hice lo que sentia ;)

Besitossssssssss

Elena dijo...

Es así Mar. Una vez que decidimos tener un hijo, nos enlazamos a él para siempre, y siempre será nuestro niño.
Es el ciclo natural de la vida.
Y así lo hemos de aceptar, pero todos los días pensaremos si es feliz lejos de nosotras.

Besos.

Uruguayita dijo...

Mar, cúanta razón llevas...pero efectivamente es ley de vida, nosotras en su momento también partimos, al menos yo cuando fuí madre (creo q nos pasó a todas), comprendí mucho más a mis padres...y es q seremos madres aunque seamos bisabuelas, si vivimos para ello. Un beso. Uruguayita.

Mar dijo...

Una buena forma de darnos cuenta de muchas cosas ;)

Besitos guapa!!

Mar dijo...

Elena, en el fondo tenemos asumido que es ley de vida, pero nunca dejaremos de preguntarnos si estan bien.

Besitosssssssssss

FABIA dijo...

Me has emocionado muchisimo, fui madre muy joven y ya tengo un nietecito, mis hijos están emancipados y todos eso miedos siguen en mi como cuando eran pequeños, o tal vez más incluso. Pero no cambiaria la experiencia de ser madre (y ahora abuela) por nada en el mundo.
Besinos.

Chus dijo...

Desde el momento que tienes un hijo, no dejas de preocuparte nunca por él y segñun se van haciendo mayores mas grandes son las preocupaciones. Así hasta que nos muramos, no dejamos de padecer por ellos.
Son nuestra vida. Se vive por ellos y para ellos.
Un beso Mar

Mar dijo...

Fabia y Chus gracias por vuestros comentarios, ahora quiero poner una nota de humor:

"Cuando son pequeños te los comerias y cuando son mayores te arrepientes de no habertelos comido"

jajajaja, todo por nuestros niños.

Besitossssssssss

El Drac dijo...

Qué hermoso escrito ,señora, me ha llenado de ternura y eso que venía "asado" (una jerga de Perú que significa molesto) del blog de Ma. José. Muy bello,nunca lo había pensado así.Besos.

reltih dijo...

un post muy sensible, lleno de estructura interior.
besos

Mar dijo...

Drac me alegra que haya servido para que te sientas mejor ;)

Besitosssssssss

Mar dijo...

Relthi gracias guapo;)

Besitosssssssssssss